TESTACOS publica los resultados finales de su estudio sobre la presencia de residuos antibióticos en la carne comercializada del área POCTEFA

TESTACOS celebra su conferencia de clausura en Perpignan
14/12/2021

El 15 de abril salió publicado en la revista Food Control el artículo titulado «Antimicrobial residue assessment in 5,357 commercialized meat samples
from the Spain-France cross-border area: A new approach for
effective monitoring
«. Dicho documento recoge los resultados del estudio sobre la presencia de residuos antibióticos llevado a cabo sobre 5.357 muestras de carne recogidas en 5 ciudades del área POCTEFA desde enero de 2020 hasta febrero de 2021: Zaragoza (UNIZAR), Logroño (UR), Bilbao (LNSPB), Perpignan (UPVD), y Toulouse (INRAE). Los proveedores fueron representativos de los distintos tipos de comercio, y la cantidad de muestras que se recogió de cada especie dependió de los datos de consumo, disponibilidad y diversidad de marcas comerciales. De todas ellas, analizadas por métodos de cribado desarrollados por el proyecto TESTACOS y sus socios (Explorer® y QuinoScan®) y confirmatorios (cromatografía QTOF) de acuerdo a la metodología oficial, únicamente el 0,093% resultó no conforme, es decir, superó lo límites máximos de residuos autorizados. Este dato resulta tranquilizador si se tiene en cuenta el 0,14% que es declarado por la EFSA anualmente a nivel europeo.

Sin embargo, se detectó un desfase entre la positividad detectada por el método de cribado (3,6% de las muestras recogidas) y el método confirmatorio (0,093%), que animó a desarrollar un estudio en profundidad para determinar la causa de este fenómeno. Así, estudios adicionales evidenciaron la presencia de metabolitos biológicamente activos en la carne, que pasan inadvertidos para la cromatografía, pero que pueden seguir causando efectos negativos en los consumidores (toxicidad, reacciones alérgicas, disbiosis intestinales, etc.) e incluso incrementar el ya grave fenómeno de resistencias antimicrobianas. De esta forma, aunque los análisis cromatográficos ofrecen la ventaja de reconocer y cuantificar la molécula buscada, no son capaces de revelar la presencia de este tipo de metabolitos, debido al carácter dirigido de su análisis. Es por ello que los tests biológicos del tipo Explorer® (para carne) y Explorer®-Blood (para animal vivo, desarrollado en el marco de este proyecto) deberían ser los que primaran de cara a proteger la salud de los consumidores, ya que detectan actividad biológica, y por tanto, no sólo los compuestos originales sino sus metabolitos biológicamente activos.

Los lectores pueden encontrar el artículo en el siguiente enlace:

https://doi.org/10.1016/j.foodcont.2022.109033